Búsqueda
Español
  • English
  • 正體中文
  • 简体中文
  • Deutsch
  • Español
  • Français
  • Magyar
  • 日本語
  • 한국어
  • Монгол хэл
  • Âu Lạc
  • български
  • Bahasa Melayu
  • فارسی
  • Português
  • Română
  • Bahasa Indonesia
  • ไทย
  • العربية
  • Čeština
  • ਪੰਜਾਬੀ
  • Русский
  • తెలుగు లిపి
  • हिन्दी
  • Polski
  • Italiano
  • Wikang Tagalog
  • Українська Мова
  • Otros
  • English
  • 正體中文
  • 简体中文
  • Deutsch
  • Español
  • Français
  • Magyar
  • 日本語
  • 한국어
  • Монгол хэл
  • Âu Lạc
  • български
  • Bahasa Melayu
  • فارسی
  • Português
  • Română
  • Bahasa Indonesia
  • ไทย
  • العربية
  • Čeština
  • ਪੰਜਾਬੀ
  • Русский
  • తెలుగు లిపి
  • हिन्दी
  • Polski
  • Italiano
  • Wikang Tagalog
  • Українська Мова
  • Otros
Título
Transcripción
A continuación
 

Come de acuerdo con tu karma, parte 2 de 6

2024-06-14
Lecture Language:English
Información
Descargar Docx
Leer más

Por lo tanto, si quieres realmente alejarte del sufrimiento para siempre e ir a una dimensión superior, disfrutando de la dicha, la felicidad y la verdadera Liberación, entonces tienes que ir más allá de los Tres Mundos invisibles, desde el Mundo Astral hasta el Mundo Brahma. […] Si encuentras tal Maestro, y tu nivel sigue siendo demasiado bajo – por ejemplo, que sólo puedas alcanzar el Tercer Mundo, no más allá de eso – no importa. Si tu Maestro está verdaderamente iluminado y es un Maestro verdadero y poderoso, entonces Él/Ella todavía puede seguir bendiciéndote y enseñándote hasta que te eleves por encima de los Tres Mundos destructibles. […]

Cualquier daño que podáis evitar hacer a otros, eso es muy útil para vosotros. Os traerá mérito; limpiará vuestro karma. Pero ese no es el camino para la liberación definitiva o el estado de Buda o ir a la Casa de Dios o ser uno con Dios. Vida tras vida tomamos y recibimos de diferentes seres en nuestras muchas vidas y el dar y el tomar todavía tiene que seguir en esta vida. Así que cualquier cosa que penséis que os podéis permitir y tomar, como comida, ropa, sed moderados. Pero no se fuercen. No sean extremistas. Si por alguna razón tengo que comer más de una vez al día, tendré que hacerlo, según dicte el karma. A veces es demasiado karma a la vez, es abrumador. Tengo que hacer lo que tengo que hacer. Pero,

¿por qué prefiero una comida al día? Como por ejemplo, en un retiro de tres meses, comí sólo eso: sésamo, arroz integral, sal y agua – nada más, ni siquiera fruta o cualquier otra cosa. Es sólo porque es más simple vivir de esa manera, y todavía se puede sobrevivir. Y durante el retiro, es más difícil tener gente que te esté trayendo comida, porque quieres estar en paz, en quietud, en silencio; estar sola, contemplar la riqueza espiritual interna; estar cerca de Dios, ser uno con Dios. Así que, toda complicación causada por la comida o la ropa es mejor evitarla. Pero eso no significa que esté prohibido.

Pero si tengo que comer más de una vez al día por voluntad de Dios, por orden del Cielo, o por el karma del mundo, haré eso. No estoy apegada a una comida al día o a muchas comidas al día; lo que sea que sea la Voluntad de Dios, lo haré. Así que ahora, si piensas que Dios quiere que comas una vez al día, por supuesto – si Dios te lo dice, o si piensas intuitivamente que ese es el camino que debes seguir con tu vida, entonces por favor intentadlo. Pero ten cuidado y observa siempre si tu cuerpo, tu mente, tu cuerpo mental, físico, emocional, psicológico, intelectual, etc., están de acuerdo con lo que estás haciendo. De lo contrario, podrías causarte daño a ti mismo.

Algunas personas también van al extremo, como convertirse en un respiracionista, con o sin un Gurú. Y algunos de ellos pierden su vida, tristemente. Necesitas este cuerpo físico para continuar haciendo la práctica en la que tu Maestro te ha instruido - para que alcances dimensiones más y más elevadas en el Cielo mientras sigues viviendo en este mundo, para que puedas liberarte a ti mismo, a tus muchas, muchas generaciones, y también bendecir el entorno, bendecir el mundo al mismo tiempo. Por lo tanto, la duración de tu práctica es muy importante. No trates de acortar tu vida con ningún ideal o ningún brebaje ni con ningún pensamiento ilusorio, por ejemplo, que siendo asceta te traerá la liberación. No, no. Tienes que hacerlo de la manera correcta, para lo que sea hayas nacido.

E incluso la meditación – no cualquier meditación, te lleva a la liberación. He observado el mundo entero. La gente medita de todo tipo de maneras, sobre todo tipo de cosas. La mayoría de ellos tienen el método equivocado de un maestro inferior y no pueden llegar más allá del Tercer Mundo. Un Maestro equivocado y de bajo nivel podría perjudicarlos en muchos aspectos, ¡¡¡no solo espiritualmente!!! Y si no puedes ir más allá del Tercer Mundo, significa que tendrás que volver a un cuerpo físico, a la vida física, ya sea en este planeta o en cualquier otro planeta en el Universo. Es triste que incluso muchos de los demonios celosos o demonios astrales se hagan pasar por sacerdotes o monjes y monjas, por maestros espirituales, y engañen a muchos, muchos, muchos de los seres sensibles para que vayan por el camino inferior de la espiritualidad o trayectoria. Vi eso y me sentí muy dolida. Pero sea cual sea el karma que tengas, esa es la forma en que seguirás con tu vida a menos que ocurra algún milagro en el que conozcas a un Maestro iluminado y consigas un método de meditación espiritual verdadero, seguro y garantizado que te lleve a la verdadera Liberación más allá de los Tres Mundos.

Podríamos decir los Cuatro Mundos en realidad, incluyendo el mundo humano. El mundo humano, el Mundo Astral, el Mundo Causal y el Mundo Brahma – todos estos Mundos serán destruidos un día u otro. En la terminología budista, Buda lo denominó los “Tres Mundos” – lo que significa que nuestro mundo físico que podemos ver, tocar, oír y percibir no está incluido. Es diferente. Los otros Tres Mundos, como los Mundos Astral, Causal y de Brahma, son invisibles a simple vista. A veces puedes verlos; depende de tu karma y de tu conexión espiritual de vidas pasadas. Pero la mayoría de la gente no ve estos Tres Mundos. Estos son los Tres Mundos que tienes que atravesar para poder liberarte. Eso significa que nunca vuelves a este mundo físico ni a ningún otro mundo físico en ninguna parte – ya sea convirtiéndote de nuevo en un humano, persona-animal, árbol, planta, cualquier cosa, o incluso en un demonio, fantasma o ser infernal. Por lo tanto, si quieres realmente alejarte del sufrimiento para siempre e ir a una dimensión superior, disfrutando de la dicha, la felicidad y la verdadera Liberación, entonces tienes que ir más allá de los Tres Mundos invisibles, desde el Mundo Astral hasta el Mundo Brahma.

Es muy difícil que encuentres realmente un Maestro que te lleve más allá del Tercer Mundo. Si encuentras tal Maestro, y tu nivel sigue siendo demasiado bajo – por ejemplo, que sólo puedas alcanzar el Tercer Mundo, no más allá de eso – no importa. Si tu Maestro está verdaderamente iluminado y es un Maestro verdadero y poderoso, entonces Él/Ella todavía puede seguir bendiciéndote y enseñándote hasta que te eleves por encima de los Tres Mundos destructibles. Pero por el ascetismo difícilmente puedes llegar allí, de verdad. Necesitas un corazón puro y decidido. Si pudieras, todavía es muy, muy difícil. Porque mientras estés practicando eso, también estarás contaminado por otras personas a tu alrededor. Su energía, su karma, su contacto contigo te traerá problemas y no te permitirá ser elevado a una dimensión superior, a menos que ya estés conectado con una dimensión superior, como a través del Método Quan Yin que les he impartido. Ese es el correcto, la Palabra directa a las dimensiones superiores. Puedes ir despacio o rápido – tú decides. Pero es una conexión directa con un mundo superior. Definitivamente alcanzarás la Liberación -garantizado- o te convertirás incluso en Buda en esta vida, si realmente eres así de elevado, así de puro, y has practicado miles de eones antes sin (dar) fruto.

Incluso las personas-animales practican espiritualmente también. Algunas personas-serpientes también meditan; ellas practican muy bien, muy diligentemente, y entonces pueden convertirse en humanos, o pueden hacerse pasar por humanos, por un corto plazo o para siempre. Pero eso es diferente – practicar sólo para saltar un nivel de una especie a otra – no para estar en un Cielo superior, o ser liberado, convertirse en Buda o llegar a ser uno con Dios – esa es la forma más elevada a la que puedes aspirar. Al igual que en el Método Quan Yin, estás conectado directamente con la dimensión más elevada posible. Y puedes alcanzar cualquier etapa de ese Camino. Depende de tu karma, del karma de vidas pasadas, de tu práctica, de tu sinceridad, de tu pureza y de la bendición de todos los Cielos que siempre intentan cuidar de ti.

Ahora, si practicas solo, no eres un Maestro. Es muy fácil. Todo lo que tienes que hacer es recibir la iniciación del Maestro con tu corazón anhelando ir a Casa, anhelando conocer a Dios. Entonces lo tendrás al final, definitivamente, garantizado, 100% cierto y seguro. Cualquier otro método, depende también de que el Maestro haya alcanzado un nivel superior o no. Incluso en el Método Quan Yin, si alguien solo aprende a medias - sin asimilarlo todo o solo un poco, y piensa que eso es todo lo que hay, porque él/ella no vio el antes y el después de los trabajos internos del Maestro; y al momento de la iniciación, no mucho más que una comunicación silenciosa, una transmisión en silencio - el llamado discípulo aun así recibirá la Luz Celestial interna y la Palabra Celestial interna, o llámenlo Sonido, o llámenlo Vibración.

Quiero decir, aun en el cuerpo físico, puedes ver el Cielo, puedes oír la Palabra de Dios, la Vibración de las Esferas, y te sentirás más y más iluminado cada día y también más y más cómodo en el dominio físico. Eso es porque el Maestro alimenta tu poder espiritual gradualmente hasta que creces y estás a salvo en los Reinos-Celestiales. Por lo tanto, no intentes confiar solo en el ascetismo para alcanzar tu objetivo. No. Si estás practicando el Método Quan Yin, no necesitas eso.

Hace mucho tiempo, un Maestro Zen chino (Nanyue Huairang) vio que Su discípulo (Mazu Daoyi) se sentaba en el suelo en el templo e intentaba meditar a su manera. Y Él utilizaba ladrillos para pulirlos frente a él, y él Le preguntó, “¿Qué cree Usted que está haciendo?” Él respondió, “Estoy tratando de hacer un espejo”. Y él dijo, “Usted no puede hacer un espejo con estos ladrillos no importa cuánto tiempo los pula”. Entonces Él (Nanyue Huairang) le dijo, “Es lo mismo – sentarte ahí no te traerá la iluminación”. Solo sentándote ahí, no. Porque Él sabía que había una vía para la iluminación, el camino de la iluminación. Tienes que andar por ese camino, de lo contrario no irás a ninguna parte a la que quieras ir. O toma muchos, muchos miles de años o muchos eones hasta que encuentras el camino correcto. Solo corres alrededor en un círculo, en un laberinto. Esto es difícil de decir a la gente de afuera, si no tienen las experiencias internas como ustedes las tienen. Así que solo les hablo a ustedes, en realidad, para recordarles cosas.

Photo Caption: ¡Bienvenido en un lugar inesperado!

Descargar foto   

Ver más
Todas las partes  (2/6)
1
2024-06-13
3448 Vistas
2
2024-06-14
2746 Vistas
3
2024-06-15
2470 Vistas
4
2024-06-16
2237 Vistas
5
2024-06-17
2390 Vistas
6
2024-06-18
2134 Vistas
Compartir
Compartir con
Insertar
Empezar en
Descargar
Móvil
Móvil
iPhone
Android
Ver en navegador móvil
GO
GO
Prompt
OK
Aplicación
Escanee el código QR o elija el sistema telefónico adecuada para descargar
iPhone
Android